La vida útil de los activos fijos

La vida útil de los activos fijos.

El período de vida de un activo fijo no debe de establecerse por medio de un decreto arbitrario de la administración de las empresas, pues tal acción podría traer consecuencias poco favorables en el cálculo de la depreciación anual en aquellos activos de larga duración de la empresa.

Uno de los factores a considerar es el grado de deterioro a los que se someten los activos por efectos ambientales, mal uso de la operación de los equipos, deficiencia en los mantenimientos e incluso la obsolescencia a las que los equipos se enfrentan.

La obsolescencia puede definirse como “la disminución de la eficiencia de ingeniería del equipo cuando todavía está nuevo, en comparación con la eficiencia de ingeniería que puede obtenerse en ese momento” (Taylor, 211).

En la valuación de activos fijos se consideran tres tipos de obsolescencia: Funcional, física y económica.

Como resultado del deterioro progresivo y de la obsolescencia, llegará un año en la vida de la máquina en uso en el que en la máquina perfeccionada que exista en ese momento, ofrecerá una ventaja económica suficiente para desplazar a la instalada.

En una revisión de los activos principales (Major Equipment) de la planta industrial es fundamental contar con información relevante que pueda ser útil en la estimación más acertada de la obsolescencia y en consecuencia de la vida útil de los activos.

La información que el especialista debe de conocer en su analisis, entre otras, es la siguiente:

  1. Arreglo general del equipo, actualizado.
  2. Costo operativo por planta.
  3. Costo de operación por proceso
  4. Relación de productos que se fabrican por planta
  5. Descripción del proceso por planta y por producto
  6. Capacidad de proceso por planta
  7. Capacidad del proceso por línea
  8. Descripción del proceso por línea
  9. Exceso de capacidad por plana
  10. Energía capacidad por línea
  11. Energía consumida por planta
  12. Energía consumida por producto
  13. Costos operativos de plantas similares
  14. Capacidad de producción de plantas similares
  15. Info de la existencia en el mercado de equipo más eficiente y/o más económico
  16. Info de equipos subutilizados en la operación
  17. Info de equipos útilizados con un fin diferente al originalmente planeado
  18. Situación del futuro del producto
  19. Info de equipos fuera de uso temporal o permanente, causas y planes a futuro

¿Su proveedor del servicio de avalúo industrial de activos fijos, le ha entrevistado sobre el tema? Asegúrese que su asesor sea un profesional del área, pues será fundamental en el resultado de su análisis de valores del activo fijo de su empresa.

www.praisa.com.mx

IMMEX

[pdfjs-viewer url=»http%3A%2F%2Fwww.praisa.com.mx%2Fblog%2Fwp-content%2Fuploads%2F2019%2F01%2FIMMEX-1.pdf» viewer_width=100% viewer_height=1360px fullscreen=true download=true print=true]

Precios por M² de edificios y construcciones

Junio – Octubre de 2018

[pdfjs-viewer url=»http%3A%2F%2Fwww.praisa.com.mx%2Fblog%2Fwp-content%2Fuploads%2F2019%2F01%2FCMIC-Costos-por-m2-de-Construcci%C3%B3n.pdf» viewer_width=100% viewer_height=1360px fullscreen=true download=true print=true]

 

¿Los bienes intangibles se pueden valuar?

Una marca reconocida en el mercado, una cartera de clientes , contratos a largo plazo, propiedad industrial, propiedad industrial -cláusulas de no competencia-, tecnología de punta , regalías, acciones de la compañía, marcas registradas , derechos de autor, innovaciones tecnológicas, diseño de software y muchas otras.

«En el pasado, las fuentes de ventajas competitivas eran el trabajo y los recursos naturales.
De ahora en adelante, la clave para construir la riqueza de las naciones es el conocimiento»

Drucker (1993) 

Si usted valora sus activos intangibles, obtiene los siguientes beneficios:

  • Aumento directo del patrimonio.
  • Conocer el valor real de su empresa.
  • Reconocimiento anticipado del Goodwill, crédito mercantil.
  • Facilita la adquisición o venta de un negocio.
  • Justifica el exceso del costo sobre el valor en libros.
  • Apoya el defecto del costo sobre el valor en libros.

* Las Normas Internacionales de Contabilidad Reconcen valuar los activos intangibles  [Boletín 141 , 142 de FASB]

ASPECTOS BÁSICOS PARA LA IDENTIFICACIÓN Y VALORACIÓN DE BIENES INTANGIBLES.

Los activos intangibles de la organización, si son gestionados y medidos convenientemente, se transforman en una fuente de ventaja competitiva sostenible capaz de proporcionar valor organizativo y traducirse en beneficios importantes.

Según la Norma Internacional de Contabilidad 38 (3) – Activos Intangibles, «activo intangible que se caracteriza porque es un activo identificable, sin sustancia física y que se destina para ser utilizado en la producción o suministro de bienes o servicios, para arrendamiento a terceros o para fines administrativos, esta Norma Internacional, requiere que la organización reconozca un activo intangible (a su valor de costo) solamente cuando:

  • Sea probable que los beneficios económicos futuros fluirán a la empresa
  • El costo del activo puede ser medido ‘confiablemente’

Por lo general, los valuadores profesionales reconocen más de 100 activos intangibles, mismos que se incluyen en varias categorías. Esas categorías son usadas para efectos de conveniencia y reconocimiento de los activos intangibles.

Servicios de control de activos fijos

Establecemos la justa dimensión de los activos fijos, uno de los principales rubros de los estados financieros, a través de:

CONTROL Y ADMINISTRACIÓN DE ACTIVOS FIJOS

  • Boletín NIF C-6 Derivación de los componentes del activo fijo —IFRS— se establece la obligatoriedad de depreciar componentes que sean representativos de una partida de propiedades, planta y equipo, independientemente de depreciar el resto de la partida como si fuera un solo componente.
  • Inventarios con descripción analítica, detallada y homologada por familia de bienes comunes.
  • Identificación de los bienes con placas y etiquetas.
  • Scaner para control de activo fijo “Sistema de aplicaciones para captura y almacenamiento de datos”
  • Conciliación del inventario físico con el listado contable.
  • Diseño del plano codificador de los activos.
  • Captura de datos para carga inicial a ERP.
  • Archivo clínico de los activos principales 80-20 con fotografía.
  • Digitalización de los documentos —soporte para Sarox—.
  • Software para el Control de los Activos Fijos para efectos contables y fiscales
  • Políticas de Activo Fijo.

VALUACIÓN DE ACTIVOS

  • Seguros:
    Valor de Reposición Nuevo, Valor Neto de Reposición.
  • Revaluación de Activos
    Histórica y Actualizada.
  • Intangibles
    Marcas, Goodwill.
  • Valor Justo de Mercado
    Compra-Venta, Boletín NIF C-6 IFRS, Fusión, Capitalización de Rentas, Nuda Propiedad, C-15, Fiscal, Garantía, Tesorería, Catastrales.

Los valores que el perito valuador debe incluir

Los valores que el perito valuador debe incluir en los avalúos son los siguientes:

Valor de Reposición Nuevo (V.R.N.): Se entiende como el costo estimado a precios de la fecha del avalúo de un bien nuevo, formando parte de una unidad productiva, que pueda prestar un servicio igual o similar al del bien que se está valuando, más las erogaciones en que se incurriría por concepto de derechos y gastos de importación, fletes, maniobras, gastos de instalación, de ingeniería, de detalle, etc. No se incluye ingeniería básica, tiempo extra, ni descuentos especiales en los precios de los materiales y equipos.

Valor Neto de Reposición (V.N.R.): Se entiende como el valor que tienen los bienes a la fecha del avalúo y se determina a partir del Valor de Reposición Nuevo, disminuyendo los efectos debidos a la vida consumida respecto de su vida útil total, estado de conservación y grado de obsolescencia relativa para la empresa, en cuestión. Norma de Valuación de Activos Fijos.

Vida Útil Remanente (V.U.R.): Se entiende como la vida útil probable que se estima tendrán los bienes en el futuro dentro de los límites de eficiencia productiva y económica para la empresa, en cuestión.

Depreciación Anual (D.A.): Se entiende como el cargo que se considera tendrá cada bien o equipo en términos económicos y de producción en el período de su vida útil remanente y se determina como el cociente de dividir el Valor Neto de Reposición entre la Vida Útil Remanente.

Breve historia de la valuación

En el mundo son muchas las personas que practican diariamente el arte de la valuación de bienes sin darse cuenta de ello.

Todo cambio de propietario, por insignificante que sea el valor del objeto que cambia de dueño, da lugar a una estimación que no deja ser por lo menos, una valoración elemental. Toda transacción de bienes requiere una apreciación de los valores relativos de los bienes cambiados. En las transacciones ordinarias, el valor estimado por la impresión casi instintiva de que el precio fijado es justo, o no lo es. En todos estos negocios de cada día el arte de la valoración se practica de una manera empírica, intuitiva e inexacta, como se reconoce desde luego, por todo el mundo; pero no por ello deja de ser el arte de la valuación la base de todo cambio de propiedad, sin excluir a la gran masa de pequeñas transacciones del comercio mundial.

Para las transacciones que se practican en el área industrial se ha reconocido la necesidad de un procedimiento sistemático y teóricamente exacto, con el que se pueda justipreciar el valor de la propiedad industrial, ya sea con fines de venta, de administración financiera o simplemente para fijar costos y precios de sus servicios. Como consecuencia de ello, se ha llegado a concebir formulas que se han desarrollado gradualmente hasta constituir lo que se reconoce hoy como un método racional en el arte de la valuación.

El arte de la valuación tecnológica se desarrolló principalmente desde 1890 cuando la expansión industrial alcanzaba su mayor auge y a partir de entonces los ingenieros, los industriales, los economistas y hasta los tribunales, empezaron a tener una participación activa en esta labor de valoración sistemática, que dejo de ser competencia exclusiva del comerciante, del contador y del financiero para reservarla al ingeniero como actividad específica propia. La literatura dedicada a esta valoración tecnológica aparece por completo a partir de 1900.

A la fecha el arte de la valuación de ingeniería sigue experimentando continuos perfeccionamientos. Las diversas fases son objeto de estudio constante por ingenieros contables, economistas y jurisperitos. Al final de cuentas el valor es el punto final del análisis y del criterio aplicado. El valor asignado por una persona puede o no concordar con el que le conceda otra. Los métodos que se aplican para llegar a un valor así como la ponderación concedida a los factores que generaron ese valor pueden variar según los valuadores. A partir de esto se infiere que todo el que estudie este arte está obligado a aceptar esta situación y debe mantener un criterio abierto al considerar cualquier punto relacionado con la valuación de la propiedad industrial.