¿Qué es la componentización? y, cuál es su tratamiento según la NIF C-6?

Una de las principales condiciones que exige la NIF C-6 para tratar los inmuebles, maquinarias y equipos es valorar e identificar las partes o componentes de un activo que puedan tener vidas distintas o necesiten ser reemplazados a intervalos regulares.
Por ejemplo, un horno puede necesitar revisiones y cambios tras un determinado número de horas de funcionamiento, y los componentes interiores de una aeronave, tales como asientos o instalaciones de cocina, pueden necesitar ser sustituidos varias veces a lo largo de la vida de la aeronave. Asimismo, ciertos elementos de inmuebles, maquinarias y equipos pueden ser adquiridos para hacer una sustitución recurrente menos frecuente, como podría ser la sustitución de los tabiques de un edificio o para proceder a un recambio no frecuente.
En estos casos, la entidad reconocerá, dentro del importe en libros de dicho elemento de inmuebles maquinaria y equipo, el costo de la sustitución de parte de dicho elemento cuando se incurra en ese costo, siempre que se cumpla el criterio de reconocimiento. De ser así, el importe en libros de esas partes que se sustituyen se dará de baja en cuentas.
–Fernando Effio Pereda, TODO SOBRE ACTIVO FIJO, INMUEBLE, MAQUINARIA Y EQUIPO, Instituto Pacífico

Control Integral de los Activos Fijos

El control integral de los activos fijos es el proceso que permite mantener la información ordenada, clasificada de manera inteligente y oportunamente disponible de manera que facilita la toma de decisiones eficientes relativas al activo fijo, uno de los rublos más importantes del Balance General de las empresas.

Beneficios de un correcto control de activos fijos, entre otros

  1. Información confiable y relevante
  2. Cumplir con la normatividad relativa a los activos fijos (C-6, C-15, SAROX)
  3. El cumplimiento de sistemas, procedimientos, métodos, leyes reglamentos, planes y políticas
  4. La salvaguarda de los activos
  5. El uso eficiente y económico de los recursos
  6. El logro de los objetivos y metas establecidas para las operaciones o programas
  7. La agilidad en los inventarios de todos los bienes; clave digitalizada para identificación mediante código de barras (lector óptico)
  8. Archivo Clínico en papel y magnético que concentra las características más importantes del activo como son: marca, modelo, serie, capacidad, monto original de inversión, fotografía, etc.
  9. La ubicación exacta de los equipos principales en planta, edificio u oficinas
  10. El expediente documental de los activos principales
  11. Establecer las apropiadas vidas útiles de los activos fijos de larga duración
  12. Los porcentajes reales de depreciación de los valores históricos
  13. Depuración de la información y del inventario al determinar equipo fuera de uso temporal o permanente y la identificación de sobrantes y faltantes
  14. Los valores que se presentan pueden utilizarse como soporte para la obtención de financiamiento u otro propósito

El establecer una metodología y un control integral del activo fijo permitirá al centro de trabajo contar con una base de información que enfoque aspectos normativos, económicos, de costo-beneficio, y de proyección operativa para apoyar la toma de decisiones sobre los bienes muebles e inmuebles del organismo.

Contáctanos y uno de nuestros asesores te ayudará con éste y otros temas.

La vida útil de los activos fijos

La vida útil de los activos fijos.

El período de vida de un activo fijo no debe de establecerse por medio de un decreto arbitrario de la administración de las empresas, pues tal acción podría traer consecuencias poco favorables en el cálculo de la depreciación anual en aquellos activos de larga duración de la empresa.

Uno de los factores a considerar es el grado de deterioro a los que se someten los activos por efectos ambientales, mal uso de la operación de los equipos, deficiencia en los mantenimientos e incluso la obsolescencia a las que los equipos se enfrentan.

La obsolescencia puede definirse como “la disminución de la eficiencia de ingeniería del equipo cuando todavía está nuevo, en comparación con la eficiencia de ingeniería que puede obtenerse en ese momento” (Taylor, 211).

En la valuación de activos fijos se consideran tres tipos de obsolescencia: Funcional, física y económica.

Como resultado del deterioro progresivo y de la obsolescencia, llegará un año en la vida de la máquina en uso en el que en la máquina perfeccionada que exista en ese momento, ofrecerá una ventaja económica suficiente para desplazar a la instalada.

En una revisión de los activos principales (Major Equipment) de la planta industrial es fundamental contar con información relevante que pueda ser útil en la estimación más acertada de la obsolescencia y en consecuencia de la vida útil de los activos.

La información que el especialista debe de conocer en su analisis, entre otras, es la siguiente:

  1. Arreglo general del equipo, actualizado.
  2. Costo operativo por planta.
  3. Costo de operación por proceso
  4. Relación de productos que se fabrican por planta
  5. Descripción del proceso por planta y por producto
  6. Capacidad de proceso por planta
  7. Capacidad del proceso por línea
  8. Descripción del proceso por línea
  9. Exceso de capacidad por plana
  10. Energía capacidad por línea
  11. Energía consumida por planta
  12. Energía consumida por producto
  13. Costos operativos de plantas similares
  14. Capacidad de producción de plantas similares
  15. Info de la existencia en el mercado de equipo más eficiente y/o más económico
  16. Info de equipos subutilizados en la operación
  17. Info de equipos útilizados con un fin diferente al originalmente planeado
  18. Situación del futuro del producto
  19. Info de equipos fuera de uso temporal o permanente, causas y planes a futuro

¿Su proveedor del servicio de avalúo industrial de activos fijos, le ha entrevistado sobre el tema? Asegúrese que su asesor sea un profesional del área, pues será fundamental en el resultado de su análisis de valores del activo fijo de su empresa.

www.praisa.com.mx